Ir al contenido principal

Cantabria

Hemos estado unos días en la playa.

Yaaaa, ya sé lo que os dije sobre la playa y sobre la arena. Y lo mantengo. Pero tengo tres chicos en casa enamorados del mar y la playa, a los que no les importa rebozarse en la arena y meterse en el agua una y otra vez.

Mientras media España se asfixiaba de calor, nosotros hemos estado a unos 20 o 22 graditos. Temperatura ideal. Finalmente hemos podido ir a la playa solo un par de días ( ¡¡¡Bieeeeeeen!!!) porque ha estado nublado. Hemos aprovechado para ver sitios. Y es que nunca me canso de ver lugares por el norte.



Hemos aprovechado para visitar pueblos, lugares, los viajes que a mí me gustan.

Castro Urdiales. Ya habíamos visitado este pueblo marinero en numerosas ocasiones, pero me resulta tan bonito... que siempre termino volviendo.


Source: google.com via Courtney on Pinterest


Source: via Lionel on Pinterest


Source: trialx.com via Michelle on Pinterest



En Castro pasamos una mañana, paseando por las calles, entrando en las tiendas (tengo predilección por las fruterías, las tiendas de alimentación de cualquier parte, y siempre me llevo queso, una verdura que no suelo ver en mi ciudad, o, en este caso, sobaos y quesada, para la dieta)

Otra tarde que tampoco estaba la cosa como para ir a la playa, nos fuimos a Santander.

Santander es una ciudad preciosa. No me canso de recorrerla.

Esta vez nos dedicamos principalmente a la Magdalena.


Source: google.com via Esther on Pinterest








Fue un rato estupendo recorriendo la península, bajo los árboles, viendo el palacio, y visitando también su minizoo de animales marinos.

Aunque la mayor parte del tiempo la pasamos en el pueblito donde vamos, verano tras verano, desde hace ya ¡¡17 años!! Una de nuestras primeras escapadas de novios fue aquí, y luego hemos venido solos, con un niño y con los dos, siempre al mismo hotel.

Se trata de un sitio no especialmente bonito, si lo comparamos con cualquier pueblo de Cantabria: San Vicente, Comillas, Suances, Castro, Santoña...pero no tiene una afluencia de gente excesiva, la mayoría son surfistas y hippies con autocaravanas y furgonetas. Y también familias con niños. La playa es bastante grande, y se puede pasear sin aglomeraciones. El sitio me lo guardo para que no vayáis todos en masa y se acabe el chollo.


- Mamaaaaaá, mamaaaaaá.

- Qué, hijo, qué.

- ¡Esto es todo de color verde!

Y luego decimos que no presta atención...


Source: Uploaded by user via K on Pinterest

Comentarios

  1. Yo tampoco me canso de recorrerlo, es todo precioso, toda la cornisa cantábrica. Visitar pueblecitos de la costa es una maravilla, sobre todo fuera de la temporada alta. Y seguir hacia Francia también es una preciosidad... A veces no valoramos debidamente lo que tenemos, y nos vamos a miles de kilómetros sin conocer lo de casa... pero bueno, hay tiempo para todo.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Merlucy. Tengo la suerte de estar muy cerca de Galicia, Cantabria y Pais Vasco, y a tiro de piedra de Asturias. Y es una verdadera suerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. jeje, y yo quejándome de que pa que quiero tanto verde, que quiero sol, que me da igual el verde!!!porque todo el mundo te contesta lo mismo: si no lloviera no estaría el Norte tan guapo, y yo otra vez lo mismo: "que me da igual el paisaje, yo quiero sol"...me he tirado todo el verano así...jeje. Pero sí que reconozco que es bonito de ver!!!

    saludinos!!
    por cierto, tengo muchas ganas de leer el libro del "abuelo que saltó por la ventana". ¿Qué tal está hasta ahora?

    ResponderEliminar
  4. Lo empecé anoche, Marlén. Tiene buena pinta. Ya te diré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. En el norte se está mas fresquito, pero ofrece un montón de posibilidades. Y las playas aunque no inviten mucho al baño, desde luego es un espectáculo ver el Cantábrico. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Si es que... como el norte nada :P esto es otro mundo :)

    ResponderEliminar
  7. Ya te digo, Vanessa, a mí no hay que convencerme...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo si alguna vez me toca la loteria me compro un casoncio en Comillas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…