Ir al contenido principal

Tacones

Sé que esto no debería decirlo, pero allá va:

Lo confieso: odio los zapatos de tacón.

Sé que me diréis que sientan superbien, que hacen las piernas más estilizadas y que hay ropa con la que un zapato plano queda mal. Lo sé, todo eso lo sé, pero nada de lo que digáis me quitará la sensación de que me están torturando cuando me los pongo.

No uso zapatos ni sandalias con mucho tacón, sólo un poquito, para celebraciones. Y no los aguanto. Quizá si los usara más estaría acostumbrada a llevarlos y no me matarían los pies, las piernas y la espalda. Si me pongo tacón, irremediablemente vuelvo a casa con los zapatos en la mano.

Así que siempre estoy buscando zapatos planos que me gusten, y tampoco soy mucho de usar bailarinas, porque parece que no lleve zapatos, y no me resultan cómodas.

Ya, qué rara soy, me diréis.

En invierno es fácil: botas, zapatos de cordones, todo tipo de zapatos supercómodos y que no llevan tacón ni voy clavándome cada piedrecita del suelo. Pero en verano me resulta muy difícil.



Source: rstyle.me via Ro on Pinterest













¿Tengo un problema? ¿Es grave? ¿Tiene cura?

Comentarios

  1. Lo primero, gracias por tu último comentario en mi blog.
    Yo antes llevaba siempre zapatos con tacón, luego no se que pasó que deje de llevar, ahora siempre voy plana, me gustan los zapatos de tacón y me los pongo para ocasiones especiales, los miro y remiro en las tiendas, pienso lo rebonitos que son, pero, al final... tocan bailarinas

    ResponderEliminar
  2. Holaaa

    a mí me fascinan los tacones y los sigo usando aunque tb es cierto que ya no aguanto como cuando tenía 15 años y salía y entraba con ellos, ahora siempre llevo un plan B esperándome en el bolso o llevo los tacones en el bolso hasta que llego al lugar, y normalmente ya no me los quito.

    de los zapatos que has puesto lo de pedrería me han fascinado, son preciosos ¡¡¡

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. pues hija, somos casi iguales, yo tacones?? ni de broma!! vamos plano, botas planas, sandalias planas, bailarinas.....el tacón x obligación en los BBC (bautizos, bodas y comuniones) y con moderación.
    Será porque tengo escoliosis y me afectan más pero no los aguanto.

    muak

    ResponderEliminar
  4. Yo casi siempre llevo tacones, me he acostumbrado, sobretodo en verano....en eso salgo a mi madre, que se ponía tacones hasta para ir a andar....De todas formas, hay zapatos planos moiiiisimos!!!! Para muestras, tus fotos. salu2!!!

    ResponderEliminar
  5. Me pasa exactamente igual. Mi altura tampoco me permitiría llevar tacones aunque quisiera...los de cordones de cuadros me parecen muy chulos.
    Si que a veces es difícil, a mi me encantan los playeros y me los pongo incluso con vestido. Las mezclas no me asustan. Pero si que es verdad que a veces, sobre todo en verano, cuesta encontrar cosas bonitas y ponibles. Un saludín

    ResponderEliminar
  6. No me parece raro. Si yo midiese 1.70 y/o tuviese las piernas largas y delgadas, te aseguro que llevaría mucho más zapato plano que ahora. Me parece que (además de super cómodo) puede ser estilosísimo, más que un tacón, pero sólo si se me viese espigada, claro.

    ResponderEliminar
  7. Las sandalias planas para verano son lo más bonito que hay. Y las botas con cordones lo más bonito para invierno. ¡Así de simple! Ahora, yo para las fiestas sí que uso tacones, me gusta lucirlos y es que algunos son preciosos a simple vista... pero sí, son una tortura. Aunque también es depende de la persona que los lleve (hay quien los aguanta más y mejor).

    Por cierto, por si no lo sabías, han inventado un zapato de tacón al que se le puede quitar el tacón cuando te canses (y guardar el tacón en el bolso) jajaja... curioso. Salió en la tele el otro día.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Vaya!!! O sea que no soy tan rara... pensaba que a la gente le encantaba llevar tacones y que son mis pies los que no pueden aguantarlos.

    Anita, la verdad es que mido más de 1,70, y eso me libra de llevar tacones, pero, aunque tengo las piernas largas, no creo que pueda considerarlas delgadas, y sé que los tacones me estilizan, pero si me pongo unos de los que se llevan ahora, taconazo y plataforma, me parece que voy subida en una escalera y que me voy a dar una leche...

    He visto lo del tacón que se quita y se pone, pero no sé si es muy práctico. Me daría cosa que se me fuera a caer el tacón por ahí.

    Bueno, resulta que hay más gente en el mundo que no lleva tacones. ES que mis amigas sí los llevan, y me sentía ya el patito feo...

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tus comentarios en mi blog. Me apunto al zapato plano, yo también odio los tacones...soy muy alta y siempre me duelen los pies, los veo en otras y me gustan, pero en mi...como que no..solo por obligación en bodas.

    Parece que no eres tan rara...

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los tacones pero no los soporto mas de dos horas seguidas, además mido 1.75, por lo que en cuanto me pongo tacones, alcanzo el 1.80.

    ResponderEliminar
  11. A todo esto añádele un pie complicademente fino, y el hecho de comprar unos zapatos se convierte en una pesadilla. Por cierto, me gusta mucho tu blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…