Ir al contenido principal

Jóvenes

Hace un par de días, Audrey sin diamantes me propuso el reto de escribir una frase que me guste o que tenga especial significado para mí. Este reto ya me lo había pasado hace unas semanas Mariana del blog detallada-mente. Me gusta un montón que os acordéis de mí para esto de las frases, ya que vivo de las palabras, al fin y al cabo.

Pero me pasa una cosa, conozco montones de frases famosas, graciosas o divertidas o serias y profundas, pero cuando me preguntan por una no me acuerdo de nada. Les puedo hablar a mis chicos de cientos de libros y autores, pero si me preguntan por uno en concreto me suelo quedar en blanco. Los que me conocen lo saben, tengo una memoria selectiva muy extraña.

Últimamente he estado reflexionando mucho sobre un tema que por mi trabajo me preocupa. A veces pensamos que los jóvenes y niños de esta generación son peores que los de otras, o sencillamente peores que los de la nuestra. Mi frase va relacionada con esto.

Los jóvenes de hoy son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida y le faltan el respeto a sus maestros.



















La frase podría haberla dicho cualquiera: un ama de casa en la cola del súper, un compañero de mi profesión, un padre harto de sus retoños,... cualquiera. Pero esta frase es de Sócrates, es decir, del siglo V a. C.

Comentarios

  1. Y es que no somos originales en nada...Y al final todos hemos pertenecido a esa "genéración peor que la anterior" y a medida que nos hacemos viejos todos vamos pensando que "los de ahora ya no son como los de antes". Ley de vida, supongo. Pero buena frase y mejor reflexión.

    ResponderEliminar
  2. este Sócrates ya sabía la q se nos venía encima! muak

    ResponderEliminar
  3. Buenísima¡¡¡
    La historia se repite continuamente...diferentes escenarios, mismo protagonista..El hombre

    ResponderEliminar
  4. Hombre pues entonces no se diga más... Si muchas veces nos creemos que hemos inventado la rueda y fíjate, no somos nadie.

    ResponderEliminar
  5. Ostras!!!me he quedao de piedra cuando he leído lo de Sócrates. Al final nada cambia, siempre es lo mismo, la misma historia...los jóvenes da igual la época, en determinadas edades son rebeldes. Sino todos, casi todos. Yo lo fui,y a mí la "edad del pavo"(que veo que ya existía en la época de Sócrates...) como la llaman me duro casi hasta los 19, por suerte todos maduramos, más tarde o más temprano y volveremos a decir lo de "esta juventud". Y nuestros hijos y los siguientes...

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Ostras. Me has sorprendido diciendo que era de Sócrates. Yo tengo que reconocer que soy del saco de jóvenes de hoy en día y a veces también nos veo peor que en otras épocas... pero realmente no lo sé.

    Besos^^

    ResponderEliminar
  8. Muy buena! Para que veamos que no todo tiempo pasado fue mejor... sino prácticamente igual!!!

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. Me a gustado mucho tu elección de la frase, y el choque que a creado que sea de sócrates siendo una frase que tantas veces repetimos, no en su forma, pero si en su contenido hoy en día. Yo en mi último día de trabajo en el instituto estuve hablando de eso "un grupo muy malo", "el peor grupo", "no se que les pasa a los niños de hoy que cada vez son peores", yo no creo que sea así, en algunas cosas se ha ido a peor, en mi opinión, se falta más el respeto a los profesores, se empieza a experimentar con alcohol, tabaco y sexo más temprano. Pero creo que deberíamos tratar de ver en los niños y jóvenes también las cosas buenas, las que hacen mejor que en otras generaciones, porque si miramos lo bueno segura que lo conseguimos potenciar y con ello arrastrar el resto hacia mejor. Pero si nos estancamos en lo malo seguro que todo sigue por el mismo camino

    ResponderEliminar
  10. Supongo que hasta cierto punto es normal pensar así, pero significa meter a todos en el mismo bote y yo creo que no es así... afortunadamente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Yo también pienso, como M. M., que los chicos de hoy tienen muchas más cosas buenas que malas. La mayoría son estupendos, de verdad lo creo, si no, no me gustaría tanto trabajar con ellos. Lo malo muchas veces termina ganando a lo bueno en impresión general, pero no es así, no es así en absoluto. Afortunadamente. Pero toda generación piensa que la suya fue mejor que la siguiente, es así, al menos desde tiempos de Sócrates.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. La gente "olvida" su juventud. Socrátes, partía la pana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…