sábado, 31 de diciembre de 2016

Feliz año nuevo

Os deseo todo la felicidad del mundo.


viernes, 30 de diciembre de 2016

Tan poca vida

Iba a seguir con una recopilación de los mejores momentos del año, pero no me ha dado tiempo a hacerla. Estamos todos enfermos, en mayor o menor medida; el padre ahora mismo en el médico, el pequeño con fiebre en el sofá, el mayor en la cama, más o menos bien, y creo que la única que sobrevive sin virus es la abuela.

Así que voy a hablar de la que, sin duda, ha sido mi última lectura del año. Y digo sin duda porque estoy tan cansada y febril que no creo que lea nada más entre hoy y mañana.



Título: Tan poca vida.
Autora: Hanya Yanagihara.
Editorial: Lumen.

Había visto este libro en muchos sitios, pero especialmente recomendado por Dina en su canal y también leí la reseña que ha hecho Marialu. Me tiraba para atrás el número de páginas (más de setecientas) porque hay temporadas en que no me apetece meterme en una lectura tan larga.

Finalmente me decidí y he pasado unos días inmersa en esta historia, que me ha gustado muchísimo y la he sufrido también mucho. Leerlo es una experiencia diferente a la mayoría que yo haya tenido.

La historia comienza con cuatro amigos que se conocen en la universidad, cuatro amigos que son completamente diferentes. Poco a poco, la trama se va centrando en uno de ellos, en Jude, un personaje enigmático, diferente a los demás, que vive su vida de una forma muy diferente a como la mayoría de las personas lo hacemos.

Es maravillosa la forma en que está escrito, tanto que pocas veces me ha pasado de soñar noche tras noche con los personajes, de tener una imagen exacta de cada uno de sus protagonistas, de cada lugar, de cada escena. No he podido quitármelo de la cabeza en toda la semana. Te sientes uno más dentro del grupo de amigos y acabas sintiendo tanto como los personajes, metiéndote en la historia, sufriendo y riéndote con ellos.

No lo recomiendo a todo el mundo. Lo he pasado mal con él pero de verdad que lo he disfrutado mucho. Y debo decir que la autora no se explaya en las escenas duras, deja mucho a la imaginación y no cuenta todo lo que sucede, afortunadamente.

Es un libro que saca mucho de ti misma, que te vacía por dentro, no sé cómo explicarlo. Una historia de aprendizaje, de juventud y de expectativas, de lo que pensábamos que sería nuestra vida y lo que finalmente es, no sé, de muchas cosas, cientos, miles de ellas.

Ha sido un final perfecto para un buen año lector.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Mis favoritos de 2016. Películas

Hoy estoy algo mejor. Al menos ya me he podido poner en pie y estoy trabajando un poco desde hace un rato. Sigo con mi recopilación de lo mejor de... con películas.

Está complicado esto de escoger lo que me ha parecido lo mejor del año, pero vamos con ello.

La chica danesa.



Una de las películas que me han gustado más del año que termina, con una historia desgarradora y que sirve para saber lo que se sufre cuando no se está a gusto en tu propio cuerpo.

Mustang.



Una película que me ha gustado y emocionado tanto que la he vuelto a ver un par de veces...

La habitación.



Otra película que, como todas las que me suelen gustar, ahonda en los sentimientos y emociones. La he vuelto a ver también con mis hijos, ahora en Netflix, y me ha vuelto a emocionar.

La novia.



Lorca en estado puro, una película muy lírica, visual, a la que creo que le sobra alguna escena sin sentido del final. Pero que me parece un cine original y lleno de sentimiento.

Antes de ti.




Había leído el libro y tenía ganas de ver a los dos actores protagonistas en otro registro diferente. Una comedia romántica pero diferente.

Peter y el dragón.



Bonita la adaptación de Peter y el dragón que se hizo este año.

Olvídate de mí.



Dina la había recomendado mucho y yo no había hecho caso hasta que por fin me decidí y me encantó.

Un monstruo viene a verme.



El libro me había resultado maravilloso, así que estaba deseando ver la película desde que Bayona dijo que iba a rodarla. Mejor, el libro, pero me parece que ha hecho algo grande con una historia muy difícil de contar.


El hogar de miss Peregrine.



Una película que me encantó, de la que no esperaba tanto.

Animales fantásticos.



No esperaba demasiado tampoco de esta película, y sin embargo me ha gustado mucho, especialmente la ambientación. Ya lo he dicho: echo de menos la historia de amistad por encima de todo que es Harry Potter, y a sus personajes, pero no ha estado nada mal.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Mis favoritos de 2016. Series

Estoy en cama con un gripazo brutal, sin poder comer nada ni ponerme en pie desde hace dos días. Y no he podido rematar estas entradas que había preparado de repaso del año. Aún así, allá van.

Si hablo de lo más reciente, mi serie del año podría decirse que ha sido Las chicas Gilmore.



Llevo un par de meses enfrascada en ella, y además viendo cada día unos pocos capítulos. He llegado incluso a soñar con Stars Hollow de lo obsesionada que he estado con el tema.

Además, he visto alguna otra serie que me ha gustado como:

Stranger Things.



The crown.



The get down.



Juego de tronos.



The good wife.



My mad fat diary.



De esta serie no quería ver la última temporada para que no me estropeara la historia. Pero, afortunadamente no ha sido así. Me ha parecido un magnífico final para esta serie que me parece altamente recomendable.


martes, 27 de diciembre de 2016

Mis favoritos de 2016. Libros

Hoy, haciendo repaso de lo que ha sido este año, toca hablar de libros. Ya tenéis ahí arriba una pestaña con mis lecturas de este año, que ahora cambiará a mis lecturas del año siguiente, así que os dejo enlace aquí.



Voy a elegir diez libros, los diez que más me han gustado este año. Pero no los ordenaré de ninguna forma, porque no tengo ahora ganas de pensar en cuáles de ellos son los que más me han gustado.

1. La última confidencia del escritor Hugo Mendoza.



Ha sido una de mis últimas lecturas del año y tenía que incluirla en la lista, porque me he encantado.
Si estáis pensando para estos Reyes en un libro entretenido, divertido y que os dure, este es vuestro regalo.

2. Iréne y Alex de Pierre Lamaitre.



Soy fan de este señor, así que ya tengo preparados los dos últimos de la saga. Los leí seguidos y me gustaron los dos, y los sufrí los dos, claro.

3. Ready player one.



Una obra que me sorprendió muy gratamente, porque el tema de videojuegos no es lo mío, pero me divertí mucho leyéndola.

4. 84 Charing Cross Road.



Tierna y maravillosa. Todo el mundo debería leerla. Literatura epistolar, con lo que me gusta el género.

5. Instrumental, de James Rhodes.



Un libro que me maravilló y sufrí a partes iguales. Brillante.

6. La saga de Las dos amigas, de Elena Ferrante.




Este verano lo he pasado entre Nápoles y el norte de Italia con estas dos amigas. Una saga muy recomendable.

7. La mujer de la libreta roja.



Lo vi recomendado en IG y me lancé a él. Me parece uno de esos libros que parecen sencillos y sin pretensiones pero que dejan poso hasta mucho tiempo después.

8. Una madre.



Primer libro de Alejandro Palomas que leo y no será el último, eso seguro.

9. La carne.



Me declaro fan de Rosa Montero y quiero leer algunos más de sus libros muy pronto.

10. La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Ghernsey.



Otro libro tierno y epistolar que me parece absolutamente maravilloso.

Tengo ahora mismo en la recámara dos libros que me están encantando los dos, y que quizá se merezcan estar aquí pero no me da tiempo a más por este año.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Feliz Navidad



Esta Navidad se me ha complicado lo de la decoración navideña. Y no por falta de tiempo, sino por dos personajillos pequeños que han hecho lo posible para que quite todo lo que se me ha ocurrido poner, incluyendo la decoración de las paredes, por alta que esté. Lo único que sobrevive es el Belén, que lo puse encima de un armario, y unas pegatinas que coloqué en los cristales de las puertas del salón, y estas últimas ya han sido atacadas una y otra vez, aunque sin resultado, de momento...




Traje unas ramas que nos envió la florista al instituto para decorarlo y ahora, al cerrar por Navidades, no sabíamos qué hacer con ellas... y se las han comido... No digo más.




Lo que sí voy a hacer hoy es cocinar para la gente que quiero. No galletas tan cuquis, claro, pero sí todo lo que les pueda gustar.




Y también quiero pasar tiempo con todos ellos, y escucharles, acurrucarme a su lado y pensar en la suerte que tengo de tenerlos a todos.




No tengo mucha intención de salir de casa en estos dos días, pero, si lo hiciera, me encantaría que fuera a un sitio así, a patinar.



Aunque estoy más por quedarme en casa y disfrutar de todos mis chicos.

Os deseo unos días muy felices.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Estas vacaciones quiero...

Vi la idea en el blog De lunares y naranjas y me apetecía hacer algo parecido.

A ella le he copiado una idea:

1. Desayunar tranquila cada mañana.




No creo que nunca haya desayunado en la cama. Eso tiene mucho que ver con ser siempre la primera que me levanto, con lo que no doy posibilidad a que me preparen el desayuno y me lo lleven. Y no es algo que me apetezca demasiado. Pero sí me gusta levantarme y no tener cientos de cosas que hacer antes de determinada hora. Así que voy a proponerme unas mañanas slow.

2. Salir a cenar en pareja.



Hace ya tiempo que los niños se apuntan a todos nuestros planes, y eso está muy bien, pero de vez en cuando está genial hacer algo los dos solos. Tenemos pendiente ir a un par de restaurantes de nuestra ciudad que nos apetecen mucho y nunca encontramos el momento. Aunque la verdad es que las navidades no es el mejor momento para pensar en salir a comer, porque ya comemos bastante en casa...

3. Ir al cine.



Está claro que voy a ir al cine estas vacaciones, porque este año, además, he ido bastante, y  ahora estrenan algunas películas bastante apetecibles, pero lo que me apetece de verdad es ir a menudo, en pareja o con niños, porque el cine para nosotros siempre es un buen plan.

4. Hacer alguna manualidad.



Tengo algunas cosas pendientes, lana comprada para hacer una mantita, un album de fotos que debería empezar... Y a ver si encuentro tiempo para ello.

5. Pasar tiempo en familia.



Mis sobrinos, mi hermano y mi cuñada, mi padre, mi madre... quiero pasar tiempo con todos ellos. últimamente me da la impresión de que el tiempo, el tiempo se me escapa de las manos...

Creo que eso es suficiente, ¿no os parece?

jueves, 22 de diciembre de 2016

He visto 9

Ayer estuve en el cine con mis alumnos, una actividad que se prepara en mi centro desde hace unos años el último día antes de las vacaciones de Navidad. En realidad, el último día es hoy, pero hoy es el día de entrega de notas, y tenemos montado un chocolate para todos a media mañana.

En el cine tuvimos dos propuestas, una para los pequeños (1º,2º y 3º de la ESO) y otra diferente para los mayores (4º y bachillerato y FP): Animales fantásticos para unos y Hasta el último hombre para los segundos. Me fui con los mayores porque la otra ya la había visto y éramos muchos profesores para cuidarlos.

Tengo que decir que se portaron genial, estaban advertidos de no encender el móvil, no hacer ruido y no dejar todo lleno de palomitas, y os aseguro que fue mejor que cualquier sábado. Y dejaron la sala infinitamente más limpia.

Aprovecho para hablar por aquí de las dos últimas películas que he visto, que se me van amontonando.



Título: Vaiana.
Estudio: Disney.

Con esta película llevaba las expectativas muy bajas, porque no había leído buenas críticas. Y me gustó mucho. Para mí lo más flojo son las canciones, porque el argumento es el de cualquier película de este tipo y me encantaron los dibujos. El mar, el pelo de los personajes, los paisajes, la luz... A mi hijo también le gustó más de lo que esperaba, aunque ha dicho que no se convertirá en su película favorita.



Título: Hasta el último hombre.
Director: Mel Gibson.

A priori parece una película de guerra más, de las que existen miles, y que a mí no me interesan demasiado, aunque he visto muchas porque en mi casa el tema "segunda guerra mundial" es un clásico. Pero esta vez tiene el aliciente de que es una película basada en la historia real de un soldado que no creía en la violencia ni en las armas.


Nos gustó mucho a casi todos y me emocionó hasta las lágrimas, aunque diré que tiene un exceso de violencia y sangre que no creo que sea absolutamente necesario. Me parece que el fondo es bueno, una reflexión necesaria sobre la guerra y la paz, y más en los tiempos que corren. Muy recomendable.


miércoles, 21 de diciembre de 2016

No sé...

Hay cosas que no sabes cómo abordar porque no sabes exactamente cómo contártelas a ti misma, no tienes una idea clara de cómo son o de lo que vas a hacer con ellas. Y eso me está pasando con el tema que más me preocupa siempre, y más aún en estos días: mi peque.




Os he contado muchas cosas de él pero no lo difícil que resulta a veces el día a día con una persona como él. Pero si lo explico sonará a queja y no es así. No me quejo de cómo es porque todo forma parte de él, con sus luces y sus sombras.

Solo os diré, como ejemplo ilustrativo, que la semana pasada nos dijo que tenía un concierto, que cantaba con el coro en el auditorio.

- ¿Qué día?

- No sé.

- ¿A qué hora?

- ...



Total, que hice un par de llamadas y resulta que había un concierto de Navidad en el auditorio el martes, me enteré de la hora, saqué las entradas y, un par de horas antes, le llevé a los ensayos. Tardó cinco minutos en salir, llorando.

- No era hoy.

(su profesora de coro le había echado y le había puesto en ridículo delante de todos, pero eso ya es otra historia)

Cantaban y tocaban pero otros, así que nos tuvimos que conformar con ser espectadores.




Esta semana nos avisó de que sí cantaba, y tocaba el instrumento. El día quedaba claro: ayer. La hora no. Tuve que llamar a su profesora, que no era con la que ensayaba ni tocaba (es todo un mundo muy difícil para mí esto del conservatorio) y se enteró del horario de la actuación y de ensayo.

Llega allí y todos llevan ropa de concierto: pantalón y camisa negra, menos los del coro, que llevan camisa blanca. Pero él no se había enterado. Y es la primera noticia que tiene su padre cuando los ve (yo trabajaba ayer por la tarde y me perdí la juerga). Claro, como es su padre, aun viendo que son las cuatro y media, que la actuación es a las siete y media y que le da tiempo a comprar veinte camisas blancas, no movió un dedo porque el niño fuera uniformado.



Y tocó con su grupo, pero la profesora de coro no le dejó cantar.

Si él no se disgustara creo que yo no lo llevaría tan mal, pero es que venía anoche a casa con los ojos brillantes, a punto de llorar, porque tenía mucha ilusión con el coro.

Pero es tan habitual que no se entere de lo que pasa a su alrededor que a veces ni nos damos cuenta, pero otras veces, como ayer, duele.

martes, 20 de diciembre de 2016

La insólita pasión del vendedor de lencería

No sé dónde vi este libro (tengo que empezar a apuntar de dónde saco las ideas de libros para leer) pero es probable que sea del blog de Lo en las nubes.




Título: La insólita pasión del vendedor de lencería.
Autora: Asako Hiruta.
Editorial: Reservoir Books.

La autora estudió Literatura Japonesa en Tokio y ha escrito algunos relatos, pero esta es la novela con la que ha dado el salto a ser conocida por el público general, y además en todo el mundo.

La protagonista de esta historia es Sacko, una publicista de poco más de treinta años que vive una vida absolutamente dedicada al trabajo y que un día, en un descuido, sale de casa sin sujetador. Eso la llevará a una extraña tienda de lencería que cambiará su vida.

Es una novela japonesa, y con eso ya os digo que vamos a encontrar algo diferente a lo que estamos acostumbrados, las costumbres y la forma de vida chocan, los horarios de trabajo y de comidas también, el machismo y la forma de pensar... Pero también es una historia actual, y un soplo de aire fresco que a mí me ha gustado, a pesar de que le pondría algunas pegas que no voy a comentar aquí por no desvelar la trama.

Si buscáis algo diferente, entretenido, ligero, esta puede ser vuestra novela.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Perdidos en un buen libro (otra vez)

Nunca me pierdo el intercambio que organiza Itziar, de Vidas de Mercurio, así que este año no podía ser menos.

Podéis ver otras ediciones aquí, aquí y aquí.

Este año me tocó Sara, una chica de Valladolid a la que apenas conocía, a pesar de que seguía su blog hace tiempo, pero le había perdido la pista.

Me ha costado encontrar tiempo para prepararlo todo y el envío fue con un poco de retraso. Pero finalmente lo envié y ya lo ha recibido.

Esto fue lo que yo preparé.


Un libro que tengo entre mis pendientes de este año, y del que solo oigo maravillas; una taza que me encantó cuando la vi; dos libretas para apuntar ideas mientras lees, unos post-its a juego; una mascarilla amorosa; y un marcapáginas magnético que no salió en la foto.



Aquí todo envuelto bajo la atenta mirada de mi chiquitín.



Y en la caja. Por problemas de tiempo no pude salir a comprar una caja como tenía planeado, así que forré una de zapatos (me copié de ti, Rachel) y quedó regular, pero la intención fue buena.



Esto fue tooooooodo lo que mi compañera me envió.


Desde el primer momento, una caja preciosa y un montón de paquetes diferentes, numerados y con una explicación para cada uno, aparte de una carta muy bonita que, por supuesto, conservo.


Una vez abierto todo: un candil precioso con unas velas en su interior y que ya he estrenado; unas castañas de su pueblo (no sé cómo sabía que me encantan); una taza de tamaño extragrande para mis cafés de por la tarde; una libreta preciosa, a juego con un bolígrafo muy original, de madera; una crema de manos que huele de maravilla; y el libro: Piscinas vacías de Laura Ferrero.


Ni que decir tiene que me ha encantado todo, y que estoy deseando leer el libro, que creo que será una de mis últimas lecturas de este año, o de las primeras del 2017.