viernes, 9 de octubre de 2015

Jugar

Veo a mi alrededor niños que no tienen ni un minuto para jugar. Empezando por el mío. Saturados de deberes, además tienen que lidiar con todas las extraescolares a las que ellos quieren ir o a las que sus padres les apuntan.

https://es.pinterest.com/pin/401453754261991895/


Ya he comentado aquí lo que opino de las clases particulares, sobre todo cuando son preventivas, y no una necesidad.

Creo que cada niño y cada caso es único. Unos necesitan estar activos después del colegio, practicar algún deporte, o sus aficiones como las manualidades, la música... Otros lo que quieren después del colegio es descansar y pasar la tarde en casa. Otros prefieren el parque y los amigos a cualquier otra actividad...

https://es.pinterest.com/pin/474496510716650478/


Lo que no entiendo es que algunos padres prolonguen la jornada de sus hijos horas y horas porque opinan que algunas actividades extraescolares son "obligatorias".

Hoy por hoy, para muchos niños, es obligatorio:

- El inglés, por supuesto.

- Un deporte, principalmente el fútbol.

- La piscina, porque la natación es el deporte más completo.

- La música, porque tocar un instrumento musical es buenísimo para todo.

- El ábaco o la robótica, dos de las actividades extraescolares más demandadas últimamente en todos los colegios por todos los padres.

- Pintura o manualidades, dependiendo de la edad del niño.

Si van dos horas a la semana a cada cosa, pensad en ello, además de las horas de clase, las obligatorias, que en muchos casos son más de las reglamentarias, porque, por cuestiones de trabajo, llevamos a los niños al cole antes de la hora (aquí lo llaman "Madrugadores" y lo usamos muchos padres) y los recogemos después de comer. Muchos niños pasan en el colegio de 8 a 15 como mínimo, y muchos otros, más tiempo.

https://es.pinterest.com/pin/317222367479104521/


Por la tarde, una hora de inglés y una de piscina dos días a la semana, una de deporte y otra de música otros dos días a la semana. Dos horas de robótica o similar seguidas el viernes, que total, no tienes deberes. Y el fin de semana le apunto a un curso de cocina para niños, porque le llama la atención el tema.

De verdad que si pensáramos en las jornadas laborales de nuestros hijos, no haríamos las locuras que hacemos, que parece que hay una carrera porque nuestros hijos no se pierdan nada, no se aburran, tengan todo a su alcance...

https://es.pinterest.com/pin/317222367479104521/


Ayer, al salir de música, mi hijo y sus tres compañeras (van los cuatro juntos al colegio desde pequeños y también a música con las misma profesora y el mismo horario) se quedaron, como cada día, diez minutos jugando a la puerta de la escuela: a perseguirse, a saltar los escalones,... y los padres enseguida les metimos prisa porque faltaban deberes por hacer, algo por estudiar...


https://es.pinterest.com/pin/452541462529276905/

Al llegar al coche, mi hijo, con esa sabiduría que tienen los niños y de la que ya nos hemos olvidado los mayores, me dijo:

- Siempre tenemos tiempo para ir al colegio y para hacer los deberes, y nunca para ir al parque a jugar.

Podía haber entrado a discutir con él ese nunca, porque cada día intentamos sacar aunque sea media hora para el parque, pero llevamos más de una semana sin ir, así que no tenía nada que decir.

Hoy me siento triste. Y cansada.

19 comentarios:

  1. Te cuento q mis hijos por ejemplo el año pasado no fueron a ninguna actividad extraescolar y tan contentos. Este año van a natación el sábado por la mañana (para aprender a nadar principalmente) y el martes 2 horas a pintura. Nosotros hacemos los deberes por la tarde, después merendamos y el resto es tiempo de juego. Creo q tb es cuestión de organizarse y ser un poco comedidos

    ResponderEliminar
  2. >Hola me llamo Mónica, es cierto lo que escribes. En mi cole todos van a extraescolares algun profesor ha dado una llamada de atención con este tema, con los mismos argumentos que tu expones aqui, y creo que todos lo pensamos pero por lo que veo a la madre que no le viene a ella mejor llevarles xk sale de trabajar justo a esa hora y los recoge despues, es la que piensa que mientras tanto se toma un cafe con otras madres o hace recados...
    Tu hijo tiene mucha razón. Estamos apartando de su esencia algo fundamental el"ser" de un niño a esas edades con su alegria y su sensibilidad y estamos reforzando algo que mata esto último.
    Aburrirse quizá a muchos les estimularia mucho su creatividad

    ResponderEliminar
  3. Hola Ro, no consigo entender cómo es posible que después de 6 o 7 horas de clase, sea necesario que se vuelvan a sentar frente a una mesa para hacer deberes...

    Las actividades escolares cuando vienen dictaminadas como tal por los padres o por la necesidad de tenerlos ocupados en algún sitio me parecen una frivolidad. Supongo que cuando son demandadas por los niños y sus gustos, son una forma más de juego. Por ejemplo al crío al que le encante el judo, las dos o tres horas que realice a a la semana serán puro juego u ocio. O al que le guste pintar, las horas dibujando.... Al que le guste la música debería ser igual de importante la clase de por la tarde, que el rato que puedan estar escuchando la música que quieran en casa... Pero claro a los padres les/nos gusta ir montando ya el futuro curriculum y es una lástima exprimirlos así desde pequeños...
    Mi hermano y yo teníamos judo, inglés y sevillanas,nos gustaba y tenemos muchos recuerdos de aquello, que creo que era más que suficiente, pero mi madre sigue diciendo todo lo que siente no habernos apuntado a música!!!

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo y con tu niño. Mi hijo, que este año ya está en Primaria, tiene deberes, o como decimos aquí en Canarias, tarea. Son 5 o 10 minutos sólo, pero yo me pregunto que si es tan poco, ¿es realmente necesario pasar ese tiempo haciéndolo si probablemente ya lo han hecho en clase? ¿Tan necesario es? Yo lo veo muy pequeño, pero bueno. En lo que se refiere a las actividades extraescolares, en el cole de mis niños el horario es de 9 a 5 y como tienen una hora o dos a mediodía, tras el comedor, hay actividades a los que se les puede apuntar. En Infantil, viene bien que hagan algo, porque tras comer y jugar un rato, pueden hacer alguna actividad entretenida hasta retomar las 2 horas de clase de la tarde. En Primaria ya es más justo el tiempo, ya que tras el comedor, sólo hay una hora. Mi marido y yo decidimos que la niña, que está en Infantil, fuera a lenguaje musical y piano (empieza con el instrumento en enero) y a baile moderno; 2 días cada cosa. Le encanta bailar y me pide que la siente al piano que tenemos en casa para darnos unos conciertos de aporreamiento de teclas dignos de ver, ja ja ja. Nuestra idea es que tras jugar una hora o así, la siguiente haga algo que le guste y que sea un juego para ella. Al niño, que ya tiene menos tiempo, sólo lo hemos apuntado a ajedrez, que le encanta y ya iba en año pasado. Para él es un juego y lo disfruta; son dos días y los otros no va a nada, para que pueda jugar a su aire. Por la tarde no los llevamos a ninguna actividad, porque salir del cole a las 5 de la tarde y encima meterlos en algo más nos parece demasiado. Cuando salen del cole se toman su merienda, juegan un rato con los amiguitos del cole y luego a casa a hacer los mini deberes y a jugar un rato o ver dibus hasta la hora del baño. Cuando vayan creciendo veremos, pero a priori, no me gustaría que hicieran actividades por la tarde, porque los deberes irán aumentando y quisiera que tuvieran algo de tiempo libre por la tarde, para jugar o no hacer nada, que a veces, también es necesario. Yo me pasé la infancia corriendo del cole a clases de música y piano y sentada delante del instrumento varias horas al día, incluidos los fines de semana. Francamente, queda ideal en el currículum y todo el mundo te pregunta por ello, al tiempo que adquieres un halo místico o algo así, pero en realidad, hoy en día no veo la gran aportación que se supone que te deja. Que conste que me encanta la música y trato de transmitirle eso a mis hijos, de igual forma que trato de inculcarles el amor por los libros, pero creo que las extraescolares no son fundamentales y que tenemos que relajarnos, los padres, con estas cosas. No todo en la vida es hablar 5 idiomas, manejar las TIC y dominar el arte del piano o del ballet.

    P.D.: lamento el tocho que he escrito, madre de Dios...

    ResponderEliminar
  5. Opino lo mismo. Estoy totalmente en contra de atiborrar a los niños con actividades extra-escolares. En algunos casos me parece casi hasta delito...
    Los niños son niños y tienen que comportarse como tal. Y, además de la educación, necesitan también jugar y hasta, si se tercia, aburrirse. También hay que fomentar su imaginación.
    Yo a mi hija la he llevado algunos años a actividades extra-escolares y otros años no. Pero sólo a una. Fue a natación, a patinaje, a baile, a teatro... Este año sólo va a clases de pintura los jueves por la tarde, una hora y media. Quería hacer algo de deporte también, pero no hemos encontrado lo que buscábamos que se nos ajustase... De todos modos, una tarde a la semana me parece suficiente. También necesita descanso y despejar su mente después de seis horas en el instituto. Y, por suerte, este año no está trayendo deberes para casa, así que estoy contenta y ella más...

    ResponderEliminar
  6. Este año, haciendo un curso, un chico con dos hijas de 12 y 14 años me preguntó que podía hacer porque su niña de 14 años parece que tenía ansiedad. Me contó todo lo que hace la criatura después de clase y atención, va a inglés, a alemán y al conservatorio a tocar el piano. Sumemos todo eso al colegio y los deberes. Yo le dije que este curso bajasen un poco el nivel y que prescindiesen de alguna actividad, porque según me contó, la niña no pasa apenas tiempo en casa con sus padres, solo está allí para dormir. Me parece muy triste "robarle" la infancia a los niños con tantas tonterias, cuando lo mejor es que salgan del cole y tengan la tarde libre para disfrutarla en familia. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es un tema peliagudo el de las extraescolares. Yo creo también que saturamos a nuestros hijos. Los míos todavía están en Infantil, los más pequeños no van a nada, la mayor este año quiso ir a danza porque era la única de su clase que no iba a actividades. La apuntamos a danza un día a la semana. Y es que yo pienso que los niños tienen que jugar, ir al parque, estar con sus abuelos, aburrirse y acompañarme a hacer recados si se tercia.

    Todavía no tienen deberes. Este es otro tema controvertido. No me parece mal que hagan algo de tarea diaria, simplemente por crear un hábito, una rutina que le sirva en su futuro para aprender a concentrarse y trabajar solos, sin su profesora ni compañeros. Ahora bien, hasta media hora me parece tolerable, toda la tarde es un abuso.

    Biquiños

    ResponderEliminar
  8. Pues si a tí te parece triste, a mí que en mi caso ya no tiene arreglo ni te cuento... A toro pasado es muy fácil decirlo, pero es que si me viera otra vez en la misma situación, creo que me quejaría bastante más de los deberes. Pero nada, ya estamos en Secundaria, y ahora es tarde :(

    Sara M.

    ResponderEliminar
  9. El problema es que muchas de esas actividades extraescolares son necesarias porque los padres no tienen tiempo de quedarse con sus hijos...
    Yo no soy madre, quizás por eso me es más fácil hablar del tema sin saber... pero por lo que veo a mi alrededor, algunos van porque les gusta, otros porque no tienen donde dejarlos por las tardes mientras los padres trabajan o,más triste aún, hacen su vida sin niños.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  10. los horarios en este país están mal montados para todos :(

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que es un poco locura lo de ahora...pero también supongo que es diferente en los pueblos y en las ciudades...aquí en Madrid todos los hijos de mis amigos en edades entre 7 y 13 años están apuntados a miles de cosas, pero en el pueblo van a muchas menos y juegan bastante más, la verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy loco este tema. Pero creo que se ha llegado al límite y ahora vendrá el movimiento contrario. Nada de actividades para que los niños jueguen. NI tanto ni tan calvo.

      BEsos.

      Eliminar
  12. Yo tengo amigas con tiempo suficiente para sus hijos y aun así están los niños atiborrado a extraescolares y las madres, porque esto también es así, a hacer tareas y estudiar. Total, ni los niños son niños ni los mayores mayores. Desde fuera, sin ser madre, yo lo veo como una competición de los padres, quieren superhijos. Y como dicen por aquí currículums rebosantes y halos místicos. Ya no digo nada de los que esperan que su hijo sea el New Cristiano Ronaldo.. ... .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, de lo del fútbol ni me hables, porque es tremendo.

      Y sí, queremos que nuestros hijos sean los mejores, y hay una especie de competición porque, como estudiamos con ellos, resulta que la competencia también es entre padres.

      besos.

      Eliminar
  13. Pues no voy y veo el otro día a alguien, una asociación de algo, pidiendo 8 HORAS LECTIVAS en primaria y 9 EN SECUNDARIA... Y luego, supongo que, además, extraescolares, como no. Casi me da un parraque.

    ¡Tiempo libre para que sean niños, por favor! >_<

    ResponderEliminar
  14. Para nosotros todavía es pronto, Peque sólo tienes 3 años y es su primer año de colegio. Este año no tiene ninguna actividad extraescolar en el centro, porque no las hay para niños de su edad, cosa que me parece muy bien. Le hemos apuntado una hora a la semana a inglés. Es una academia especializada en niños pequeños, donde básicamente se juega.
    El primer mes fue de prueba, sabiendo que a mi hijo los cambios le cuestan tenía claro que no iba a ser una cosa obligatoria, pero le está gustando y se divierte. La idea es que le guste el idioma y sea él quien quiera aprenderlo cuando sea más mayor, pero como digo, nunca será una obligación.
    Me apetece apuntarle a natación, más que nada para que aprenda a nadar, pero si pienso en que, además del colegio por las mañanas, tengo que imponerle un horario por las tardes, me da pereza. Igual si encuentro unas clases los sábados por la mñana y puedo ir con él, nos animamos, más que nada porque puede serivir para que disfrutemos de un rato a solas los dos.
    Besos.

    ResponderEliminar

Cuéntame...